Comunicado Del Presidente Del Pen Internacional, John Ralston Saul


Comunicado del Presidente del Pen Internacional, John Ralston Saul…

Carlos Fuentes apoyó la visita del PEN Internacional en enero de 2012 a la Ciudad de México, sobre la violencia contra los periodistas **La reunión con Marcelo Ebrard, su discurso en Colombia sobre la violencia en México, parte de sus aportaciones…

Escritores verdaderamente grandes vienen en diferentes formas. Con la muerte de Carlos Fuentes, México pierde – todos perdemos – un escritor de gran talla, tan fuerte en la ficción como en la no ficción. Él era un intelectual que podía servir al Estado, pero hasta los últimos momentos de su vida, estaba listo para entrar en las salas públicas para defender el bien público y atacar todas las formas de corrupción con el vigor de un hombre joven. Un gran artista y un gran defensor de la libertad de expresión.
En noviembre del año pasado, Carlos Fuentes estuvo en Toronto, y nos reunimos para entablar una larga discusión sobre la violencia en México, la corrupción, el asesinato de escritores, los ataques a la libertad de expresión. En aquellos días, y en colaboración con PEN México, yo estaba a punto de dirigir una amplia delegación de escritores de PEN Internacional a la Ciudad de México para protestar la situación de violencia.

Su consejo fue preciso – agudo como el severo estilista que era. Él sabía que iba a estar en Colombia durante nuestra visita a la ciudad de México, pero nos ayudó en varios frentes, incluyendo una reunión con el alcalde de la Ciudad de México.
Y cuando llegó el momento de viajar a México en enero, mientras nos encontrábamos trabajando en colaboración con escritores mexicanos, él se encargo de enviar mensajes devastadores en los discursos que dirigió en Cartagena.

Todos fallecemos, y Carlos Fuentes, tuvo una larga y notable vida. Pero debo admitir que cuando recibí la noticia de su muerte, me impacto de una manera perturbante. Esta era una pluma y una voz que no podíamos darnos el lujo de perder, a pesar de que era inevitable. Esa combinación de ira ética y genio artístico es muy rara.

Con todo esto, me llega un pensamiento práctico. A él le debemos, nos debemos, que un enorme esfuerzo se haga para asegurar que la libertad de expresión se posicione en el centro del debate mexicano.

John Ralston Saul
Presidente Internacional
PEN International

Para más información clic aquí