Carta de junio 2015 de John Ralston Saul, Presidente de PEN Internacional a la membresia de PEN


Carta de junio 2015 de

John Ralston Saul, Presidente de PEN Internacional

a la membresia de PEN

Julio 09, 2015

 Estimados miembros de PEN, estimadas amigas y amigos,

Para mucha gente afuera del mundo de los escritores, editores y traductores – ya sea que escribamos para libros, periódicos, blogs o para la pantalla – debe parecerles que vivimos vidas contradictorias. No hacemos más que escribir y hablar, pero más que cualquier otro grupo, somos asesinados y encarcelados.

Pensé mucho acerca del poder de la palabra hace algunas semanas durante los largos debates del Comité de Paz en Bled y del Comité de Escritores en Prisión (WiPC) – debates largos y necesarios. La literatura y la libertad de expresión no son presentaciones de PowerPoint. Y no son productos utilitarios en búsqueda inmediata de instrumentos de medición o mercados. Son soluciones raramente concretas que garantizan sacar a alguien de prisión. Y de hecho, sí sacamos a escritores de prisión, los mantenemos vivos, los ayudamos a buscar exilio, les ayudamos a reconstruir sus vidas. Sí cambiamos las vidas de estudiantes a través de la literatura. Sí convencemos gobiernos de aprobar leyes e implementarlas. Y nuestros miembros, cada uno en su propia manera, producen literatura.

En Bled, parte del debate era acerca de la manera en como el papel de un escritor en sociedad es transformado por la tecnología, por las políticas de información y vigilancia. También hubo un momento maravilloso en donde los poetas de la región de Gorizia  – una minoría eslovaca en Italia – hacían sus lecturas. Fue un importante recordatorio de la importancia de la diversidad entre culturas que no está relacionado con un tamaño o una forma de poder.

En Ámsterdam, entre que examinábamos la situación de la libertad de expresión en cada país, discutimos con fervor el cómo los derechos de la comunidad LGBTQI se encuentran cada vez más bajo amenaza. La discusiòn se dio entre Pablo Simonetti de PEN Chile, Damir Arsenijevic de PEN Bosnia, Beatrice Lamwaka de PEN Uganda y Babak Salimi Zadh de Iran.

También se dieron discusiones complejas sobre lo que la gente llama el periodo post Charlie Hebdo, donde se incluyó la participación de Zineb Rhazoui, quien trabaja para Charlie Hebdo.  De nueva cuenta nos obligamos a adentrarnos a una discusión acerca del discurso difamatorio. Digo “obligarnos” porque no existe una respuesta sencilla. Y aquellas personas ansiosa de buscar leyes claras para combatir el lenguaje inflamatorio se parecen a aquellos que quieren utilizar a las cortes para reducir la libertad de expresión. En Ámsterdam hablamos de si existe un derecho a ofender o si pudiera existir un derecho a no ser ofendido. Masha Gessen se expresó claramente: incluso si existiera un derecho a no ser ofendido, eso  no daría  derecho a la persona ofendida de matar  a su ofensor.

Por supuesto que no existe el derecho de no ser ofendido – ya sea religioso o secular. El desacuerdo nunca ha sido cómodo o tranquilizador. La libre expresión requiere una piel gruesa.

Coincidentemente, esta fue la última conferencia del Comité de Escritores en Prisión de Marian Botsford Fraser como su presidenta. Marian fue una líder sólida y efectiva.

*             *             *

Durante mi estancia en Eslovenia, tuve una buena reunión con el Presidente de la República, Borut Pahor. Estuvieron conmigo Hori Takeaki, Andrei Kurkov, Marjan Strojan, presidente saliente de PEN Eslovenia, Tone Peršak, Presidente del Comite para la Paz y Edvard Kovač. Charlamos de la iniciativa Europea de PEN (propuesta por PEN Alemania) acerca de la crisis de refugiados en Europa.

Por cierto, la Unión Europea tomó nuestra propuesta de crear un fondo europeo para compartir los costos entre miembros y así los destinos de los refugiados. Desafortunadamente, su propuesta no es muy precisa y el nivel de financiación muy bajo.

También le presentamos al presidente nuestra declaración en defensa de los derechos de autor y explicamos el porqué PEN ahora siente que los ataques a los derechos de autor son un ataque a la libertad de expresión.

*             *              *

Entre Bled y Ámsterdam, estuve en Suiza en el Festival de Literatura de Solothurn con Michael Guggenheimer y Adi Blum del DeutschSchweizer PEN Zentrum para charlar públicamente del estado de la libertad de expresión. Puede que la libertad de expresión siempre sea atacada, pero hoy en día es un momento particularmente peligroso. Todos tendremos que alzar la voz más fuerte, más seguido, para contrarrestar la atmósfera de pánico creada políticamente la cual está  permitiendo a los gobiernos atacar la libertad de expresión en nombre de una seguridad pública erróneamente definida.

*              *              *

Como lo seguimos repitiendo, la mayoría de los escritores son encarcelados y asesinados por gobiernos, soldados, policías, corporaciones, crimen organizado  y por una combinación de los mismos. Solo un porcentaje muy pequeño es asesinado por un extremismo religioso de cualquier tipo. Tenemos que lidiar con todas estas fuerzas de desorden, incluyendo las religiosas, pero debemos de mantener un buen sentido de donde provienen los ofensores.

*              *             *

Hace algunos días estuve en Paris con Carles Torner y Romana Chacchioli para reunirnos con la nueva Secretaria General de L´Organisation Internationale de la Francophonie (OIF), Michaëlle Jean, su consejero, Jacques Bilodeau, y el nuevo administrador, Adama Ouane. Como sabrán, la OIF ha estado apoyando a PEN por un tiempo, en particular en África francófona. Como podrán imaginarse, la Secretaria General Jean ha arribado a su posición con nuevas ideas, las cuales son paralelas a las nuestras.

Mucho se ha realizado en cooperación con La Francophonie. Más recientemente han  apoyado nuestros esfuerzos en desarrollar un centro oficial PEN en Mali y otro en Mauritania. Esperamos ver la candidatura de estos dos centros en el Congreso de Quebec.

*             *              *

En preparación para esto, Carles y Romana visitaron Bamako y Nouakchott para reunirse con los grupos interesados en estos paises. Ellos estuvieron muy impresionado por el compromiso de estos grupos a los principios de PEN en lugares donde hay una severa inestabilidad.  Carles y Romana también pasaron unos días en Senegal con los miembros de dicho centro y su presidente interino, Moumar Guèye. Estoy seguro que Carles les comentará más acerca de esto en su carta a la membresía.

En el mismo viaje a Paris tuvimos una buena reunión con la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova. En los últimos seis meses, la UNESCO ha tomada una serie de iniciativas en relación a la juventud, el extremismo y el internet. Y nos encontramos en la última etapa de desarrollo de un proyecto con ellos para la publicación de lenguas minoritarias en Kenia, Haití, Serbia y Nigeria.

*              *             *

Estamos listos para el 81* Congreso Internacional de PEN en la Ciudad de Quebec del 13 al 16 de Octubre, 2015.  Se ha creado un programa literario extraordinario, incluyendo un segmento enfocado a escritores indígenas. Estarán presentes Margaret Atwood, Robert Lepage, Russell Banks, Joseph Boyden, Dany Laferrière y Yann Martel. Este será un congreso muy importante para las traducciones y los traductores. Y por supuesto, habrá una serie de elecciones, incluyendo la del próximo presidente.

Den un vistazo a la página de internet del congreso.

PEN Quebec ha hecho un gran esfuerzo para organizar un programa enriquecedor y variado. Y todo tomará lugar en el centro histórico de la ciudad. La buena noticia es que viejo Quebec es pequeño. Se podrá caminar a todas las actividades. PEN Quebec también ha asegurado una oferta de diferentes hoteles, a diferentes precios.  La Ciudad de Quebec es una de mis ciudades favoritas, por su historia y belleza, pero también por su vitalidad cultural. Espero con gran emoción el verlos a todos ahí. Y sé que Émile Martel y el resto de PEN Quebec se encuentra ansioso de darles la bienvenida.

*              *             *

Mientras tanto, cuatro periodistas han sido asesinados en México – Ismael Díaz López, Gerardo Nieto Álvarez, Juan Mendoza Delgado y Filadelfo Sánchez Sarmiento. Cuatro en dos semanas. Esto es una continuación del patrón que se ha establecido en la última década. La misma manifestación de corrupción, impunidad y violencia. La misma falta de acción de las autoridades. La misma indiferencia de la comunidad internacional. Todo esto es un recordatorio constante del asediado estado de la libertad de expresión y derechos de los ciudadanos en esta era conformada por una clase de liderazgo con una enorme debilidad ética; líderes que han parecido remplazar los derechos y protección de sus ciudadanos por los mecanismos del comercio, deuda y por una tendencia al autoritarismo. Estaremos abordando todo esto en la Ciudad de Quebec.

Un cordial saludo,

John Ralston Saul

Presidente Internacional