Carta de Agosto de 2015 del Presidente de PEN Internacional John Ralston Saul, a la membrecía de PEN


Carta de Agosto de 2015

del Presidente de PEN Internacional

 John Ralston Saul, a la membrecía de PEN

15 de septiembre de 2015

Estimada(o)s miembros y amiga(o)s,

Existen momentos cuando las civilizaciones rechazan el valor ético de la palabra civilización. Pierden la credibilidad necesaria para ser tomadas en serio. La pregunta es si pueden recuperar tal credibilidad. La historia es particularmente indulgente. Pero el daño ocasionado – en todos los sentidos – es profundo.

El hecho no es el que Europa esté recibiendo o no recibiendo un cierto número de refugiados, aunque esta sea la tragedia vivida y la prueba a afrontar cada día.  La cuestión trata de toda la actitud frente a esta tragedia.  Y esto va más allá de Europa. Se trata de la negación del Mediterráneo como una cultura. Se trata de Canadá, los Estados Unidos, Australia, y muchos otros países capaces de tomar un papel humanitario, pero que no lo hacen. Estos son países que aparentemente han olvidado su tradición de responder a las crisis y de dar la bienvenida a aquellos en sufrimiento. Parece ser que estamos siendo testigos del regreso del nacionalismo negativo del siglo XIX y de sus características de racismo. Existe incluso un terco rechazo al intentito de trabajar sobre las raíces del problema simplemente porque esto puede contraponerse a ciertas estrategias geopolíticas dudosas.  Alrededor de nosotros existe un atmosfera a la defensiva, estrecha y egoísta dentro de los gobiernos.  Y nos enfrentamos a un énfasis cínico enfocado en estrategias militares las cuales presumen salvarnos del terrorismo y el barbarismo. Un ejemplo: Arabia Saudita, una dictadura familiar, una grave fuerza contra la libertad de expresión, un promotor de ideas religiosas extremistas. ¿Por qué es entonces éste país uno de los principales miembros de la coalición contra el Estado Islámico? ¿Se trata simplemente de una visión extremista en contra de la otra? Y es efectivamente Arabia Saudita quien ha condenado a Raif Badawi a muerte con su mortal sentencia de latigazos. ¿El crimen de Badawi? Ejercer su libertad de expresión.

En Abril, encabecé una delegación a la Unión Europea con Jarkko Tontti, Josef Haslinger, el Presidente de PEN Alemania y con Jo Glanville, la Directora Ejecutiva del PEN Ingles. Presentamos nuestras demandas y recomendaciones a Martin  Schulz, Presidente del Parlamento Europeo. Él se mostró entusiasta y optimista. Y estoy seguro que ha trabajado arduamente para movilizar al Parlamento. En definitiva, existen fuertes demandas de sus estados-miembros exigiendo una acción unificada.

Sin embargo,  muchos meses han pasado. La Comisión Europea y muchos de sus líderes – en quien ultimadamente cae la responsabilidad – se han tropezado, culpado, retrasado y han rechazado la creación de una política coherente e inclusiva para lidiar con la situación. Ahora existen señales de movimiento, lideradas por Alemania y Austria. Suecia, Noruega, Finlandia e Islandia han aparecido también. Pero todo esto llega muy tarde. Literalmente, horas después de la iniciativa de Alemania y Austria,  las fronteras empezaron a cerrarse a través de Europa, dando marcha atrás a una reforma fundamental en la Union Europea. Y la reunión de emergencia de líderes del continente llamada en Bruselas terminó en completo fracaso.

¿Porque es que PEN ha tomado una posición en esta crisis – PEN, la única organización internacional de literatura y libertad de expresión? Porque somos solo secundariamente, una organización. Somos, antes que nada, una nación virtual de la palabra, reuniendo a los escritores y lectores del mundo.

Nuestra acta constitutiva, nacida con John Galsworthy, lo explica de manera perfecta:

La literatura no conoce fronteras. (Sus miembros) se comprometen a hacer el mayor esfuerzo posible para disipar los odios raciales, clasistas y nacionalistas. (Lo cual) hace imperativa la crítica libre de los gobiernos, administraciones e instituciones.

Esto me hace pensar en el Congreso de PEN en Dubrovnik de 1933 donde tuvimos que decidir que hacer con el centro PEN alemán, el cual había sido discretamente tomado por simpatizantes Nazis. En este momento los gobiernos y las organizaciones internacionales seguían intentando vivir y negociar con los Fascistas y los Nazis.

H.G. Wells, el Presidente Internacional en su momento, expresó: Debemos definir claramente nuestra posición y que defendemos – un progreso o un retroceso a la Edad Media.

Después de un debate tumultuoso, el centro alemán fue efectivamente expulsado. Ese debate y decisión fue uno de los primero pilares de una política internacional anti-Nazi. Decidimos que los Nazis no eran personas con las cuales podríamos o deberíamos negociar.

La actual crisis de refugiados corresponde a un momento comparable. Debemos ser claros y fuertes. Miles de persona han muerto mientras muchos de nuestros líderes se encontraban quejándose de dinero, personal necesario y programas.  Esto es una cuestión de voluntad política, tanto para tratar a los refugiados con dignidad, así como y para crear, de manera inmediata, programas de acopio. Pero la ausencia del apoyo y servicios dentro y cerca de los países en crisis explica, en parte,  el sufrimiento, el trauma, el pánico y el número de refugiados; eso y la ausencia de una estructura integral y respetuosa para aquellos que buscan asilo. PEN realizó una intervención en Abril. Hemos hablado de nuevo, y lo seguiremos haciendo.

Y cuando nos veamos en Octubre en el Congreso de Quebec, contemplaremos como sigue el desarrollo de la situación e intervendremos de nuevo.

*          *          *

Algunas palabras de iniciativas recientes de nuestros centros.

En Honduras nuestro centro PEN se encuentra en una serie de situaciones complejas para defender la libertad de expresión. Una de estas tiene que ver con la universidad más grande del país, la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH). Hace unas semanas, la situación se había degenerado de tal manera que hombres armados se encontraban circulando por el barrio de Cesario Padilla amenazándolo. Cesario es un líder estudiantil y es miembro de nuestro consejo del centro en Honduras. Sabíamos que debíamos de llamar la atención a su caso rápidamente para evitar que los hombres lo dañaran. Lo realizamos de varias maneras, ninguna la cual resuelve el problema central.

Segundo, la Suprema Corte de Justicia de Honduras ha dado orden de suspender de la profesión de periodismo a Julio Ernesto Alvarado, incluso cuando la autoridad superior, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, había decretado que no podía ser suspendido. El problema yace en cómo garantizar la implementación de la ley en un lugar así. PEN Honduras, así como nosotros, nos encontramos en medio de esta campaña.

Coincidentemente, he conocido a Julio Ernesto Alvarado y se me ha explicado el caso varias veces, por diversas personas. Esto no tiene ningún sentido a excepción de ser un simple mecanismo de venganza.

PEN México ha lanzado un nuevo blog llamando la atención a la situación del país. La última edición del blog es dedicado a las mujeres y a  la libertad de expresión. Hay muchas maneras de contribuir. Los invito a visitar la página.

Seguido el asesinato del fotoperiodista Rubén Espinosa en la Ciudad de México, el liderazgo de PEN México se ha involucrado en las negociaciones con el Procurador General de la Ciudad de México abordando el tema del aparente regreso de violencia a la ciudad. Aquí se encuentra una intervención por medio de una revista hecha a PEN México y a PEN Internacional. Al mismo tiempo, PEN America gestionó una campaña exitosa para maximizar la presión sobre el gobierno mexicano.

Los asesinatos de los blogueros en Bangladesh y la continua amenaza a sus vidas permanecen siendo un problema. PEN Bangladesh ha empujado para que el gobierno bangladesí y su policía tomen cartas serias en el asunto. El PEN Sueco ha realizado un trabajo extraordinario sacando algunos de los blogueros del país y recibiéndolos como exiliados en Suecia.

En seguida me gustaría hacer mención de algunos buenos programas:

El programa de escuelas de PEN Escocia – PEN Power  suena maravilloso. Así como su nuevo programa para promover a escritores marginalizados, Scottish PEN Presents.

Realmente me gusta el nuevo Free Expression Daily Digest de PEN America. Ha dado inicio en junio y recolecta varia información de la web. Pueden solicitar que se les envíe el comunicado aquí.

PEN Chile y su presidenta Blanca del Rio han dado inicio a una serie de debates públicos. Recientemente han tenido en escena a Antonio Skármeta, Carlos Franz y a Pablo Simonetti. Los tres ya se encuentran involucrados en el centro. Esto en un comienzo formidable.

*          *          *

El Congreso del Ciudad de Quebec inicia en 5 semanas. Me encuentro muy entusiasmado por el enfoque en temas y literatura indígena. Así como por la Declaración de Quebec acerca de las traducciones. Y estaremos finalizando nuestra estrategia de las Américas. ¡Y se elegirá un Presidente nuevo!

*          *          *

Para finalizar, quisiera mencionar la buenas noticia de nuestro partenariado con SIDA (La Agencia de Desarrollo Sueca). Carles Torner les dará más detalles. Tenemos un nuevo acuerdo con ellos para continuar y expandir nuestra cooperación y nuestro trabajo de libertad de expresión bajo nuestros programas de sociedad civil. El acuerdo involucra un subvención de 31 millones de coronas suecas ($3,540,000 dólares USD) repartido en cuatro años.

Un cordial saludo,

John Ralston Saul

Presidente Internacional