Home Page > News Item > Carta abierta: Justicia para Berta Cáceres

PEN Internacional se ha unido a una acción global pidiendo justicia para el activista ambiental hondureña Berta Cáceres, asesinada el 3 de marzo de 2016

S.E. Embajador Iván Romero Martínez
Embajada de Honduras en el Reino Unido

Londres, 15 de junio 2016

Su Excelencia, Embajador Romero Martínez,

Gracias por su carta del 12 de abril de 2016 en respuesta a nuestra petición en la que demandábamos justicia y una investigación exhaustiva, transparente e imparcial sobre el asesinato de Berta Cáceres bajo los auspicios internacionales.

Hoy, tres meses más tarde, hemos vuelto a expresar una vez más nuestro apoyo a la petición de la familia de Cáceres de que el asesinato sea investigado por una comisión independiente dirigida por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Si bien reconocemos los importantes esfuerzos que el sistema de justicia de Honduras ha hecho con el fin de establecer la rendición de cuentas y la responsabilidad penal por el asesinato de Berta, como ha demostrado la detención en mayo de cinco sospechosos, creemos que sólo una comisión internacional puede establecer la verdad completa, y ofrecer justicia y reparación a los familiares de Berta que sobreviven y a su comunidad. Las detenciones pusieron de relieve un preocupante patrón de conspiración entre los miembros retirados de las Fuerzas Armadas de Honduras y la empresa privada DESA, responsable del proyecto de la presa hidroeléctrica Agua Zarca.

Berta Cáceres, junto con el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), había estado expresando constantemente la preocupación por tal fusión de intereses privados y públicos a expensas de las comunidades indígenas Lenca en Río Blanco y el oeste de Honduras. Algunas de las personas que supuestamente están involucradas en el crimen, según consta, la habían acosado y amenazado antes de su muerte, sin embargo, las autoridades no prestaron atención a sus denuncias.

El de Berta dista mucho de ser un caso aislado: cuatro líderes del COPINH que hicieron campaña contra Agua Zarca murieron en los meses previos a la muerte de Berta, y, menos de dos semanas después, Nelson García, también un miembro activo del COPINH, murió después de un violento desalojo llevado a cabo por las fuerzas de seguridad de Honduras en una comunidad indígena Lenca. Hablando sobre el tema a la prensa internacional, el abogado hondureño Víctor Fernández dijo: “Se asesina a líderes para aterrorizar a las comunidades, corromper a las organizaciones y aplastar los movimientos de resistencia”. Grupos internacionales de derechos humanos nacionales e internacionales han documentado, después del golpe de estado de 2009, un patrón preocupante de abuso, intimidación, criminalización, ataques y asesinatos hacia los defensores de los derechos humanos y periodistas, con particular riesgo para las mujeres, los indígenas y los afrodescendientes.

Como defensores de los derechos humanos, amigos y partidarios de la familia Cáceres, el COPINH y el pueblo Lenca, permanecemos una vez más frente a su Embajada para instar a las autoridades hondureñas a:

  • Establecer una comisión independiente, dirigida por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, sobre el asesinato de Berta Cáceres Flores. La investigación será imparcial y exhaustiva, según lo establecido por las normas internacionales de derechos humanos, para que los responsables del asesinato —los autores materiales e intelectuales del crimen— sean llevados ante la justicia.
  • Suspender y revocar, inmediatamente y sin condiciones, la licencia para el proyecto de energía hidroeléctrica Agua Zarca, actualmente administrado por el DESA S.A. Dicha licencia fue concedida sin solicitar el consentimiento previo, libre e informado del pueblo indígena Lenca, en violación del Convenio 169 de la OIT, del que Honduras es signatario.
  • Asegurarse de que los miembros del COPINH tienen seguridad y libertad para llevar a cabo su trabajo legítimo de derechos humanos sin temor a represalias.
  • Implementar, en plena consulta con los defensores de derechos humanos y los periodistas, la ley de su protección, aprobada en 2015.

Cuando recibió el Premio Goldman en 2015, Berta Cáceres Flores dijo: “¡Despertémonos! ¡Despertémonos, Humanidad! ¡Ya no hay tiempo!”.

Instamos a las autoridades de Honduras, que no prestaron la adecuada atención a la situación del pueblo Lenca, al COPINH y a Berta Cáceres cuando denunciaron violaciones de los derechos humanos, a que escuchen y actúen ahora.

Amigos de Berta Caceres

Wretched of the Earth

Central America Women’s Network (CAWN)

Justice Mexico Now

London Mexico Solidarity

Friends of the Earth

PEN International

Greenpeace UK

War on Want

The London Latinx

London Mining Network

Environmental Justice North Africa (EJNA)

Algeria Solidarity Campaign (ASC)

Campaign against Climate Change

BP or not BP?

Martín Vainstein —Argentina Solidarity Campaign

Christian McLaughlin —Dakus Films

Peter Deane —Biofuelwatch

Sebastian Ordonez – Movimiento Jaguar Despierto

Leyli Horna Minchola – Movimiento Jaguar Despierto

June Holmes

Danny Chivers

Nancy Tapias Torrado

Chiara Liguori

Javier Zúñiga Mejía-Borja

Vittorio Infante

Margarita Rebolledo Hernández

Rae Lewis-Ayling

Jenny Owens

Stephanie Williamson

Martin Mowforth

Sonja Potenze, activista climática

Emmanuel Blondel —climate justice

Natalie Jeffers —Matters of the Earth

Imani Robinson —Matters of the Earth

Randa Toko —Matters of the Earth

(Traducido por Jesús Bolaño Quintero)

image_print