Home Page > News Item > Construyendo alianzas para diversificar la industria editorial

PEN International es la principal asociación mundial de escritores. En 2014, aunó fuerzas con el Fondo Internacional para la Diversidad Cultural (FIDC) de la UNESCO para implementar un proyecto llamado “Strengthening minority-language publishing industries in Haiti, Kenya, Nigeria and Serbia” (fortalecimiento del mercado editorial en lenguas minoritarias en Haití, Kenia, Nigeria y Serbia).

 

 PEN International (representada por la coordinadora del proyecto, Sarah Clarke) y el PEN Center de Serbia (representado por la presidente Vida Ognjenović y el vicepresidente Zoran Paunović) compartieron sus opiniones sobre la importancia de ese proyecto y cómo la creación de redes demostró ser el factor clave de su éxito.

¿Podrían contarnos un poco acerca del proyecto?

PEN International: El proyecto propone diversificar y fortalecer el mercado editorial en lenguas minoritarias en Haití, Kenia, Nigeria y Serbia por medio de (1) la identificación de los principales retos y vacíos legales que afectan a la industria editorial, (2) el desarrollo de recomendaciones sobre el fortalecimiento de las políticas culturales a fin de promover el mercado editorial en lenguas minoritarias y (3) el desarrollo y fortalecimiento de una red de actores clave ​​que trabajan para promover las industrias más importantes.

¿Cómo la creación de redes funciona en esas tres estrategias?

Zoran Paunović: En nuestra opinión, la creación de redes desempeña un papel fundamental en este proyecto, del principio al fin. Por ejemplo, organizamos un seminario de investigación durante la Feria Internacional del Libro de Belgrado, donde pudimos intercambiar ideas con casi 70 actores relevantes, incluyendo autores, periodistas, traductores y editores. El objetivo era formar una red, iniciar conversaciones y plantar la semilla para futuras alianzas.

La creación de redes desempeña un papel fundamental en este proyecto, del principio al fin.

Vida Ognjenović: Fue una gran experiencia para nosotros. Se estableció una plataforma abierta para el diálogo constructivo y la creación de redes y, casi un año después de la Feria del Libro, la participación del gobierno, editoriales y escritores está siendo mayor que nunca.

ZP: Los debates que ocurrieron durante esta iniciativa de creación de redes también nos permitieron identificar los retos relacionados con el sector editorial en nuestro país y elaborar una lista de recomendaciones sobre cómo superar esos retos.

¿Cuál fue el mayor desafío identificado como barrera para el pleno desarrollo de las editoriales en lenguas minoritarias?

ZP: La primera etapa del proyecto fue, en realidad, un ejercicio de mapeo. Queríamos entender la relación entre el número de libros publicados en serbio y el número de libros publicados en lenguas minoritarias. Considerando la significativa diferencia entre esos números, percibimos que el desarrollo del mercado editorial en lenguas minoritarias es, de hecho, una necesidad apremiante. Una de las principales dificultades es que los editores se sienten desalentados a publicar libros en lenguas minoritarias. Esto, se debe a que los propietarios de las librerías no están interesados ​​en vender ese tipo de libros porque en realidad no se venden, ya que el público en general no está familiarizado con los escritores.

VO: En Serbia, estamos abordando muchas lenguas minoritarias. Sin embargo, para este proyecto, nuestros esfuerzos se centran en dos muy específicas: vlach y roma.
¿Cuál sería una posible solución que podría ayudar a superar ese desafío?

PI: Como comentó Romana Cacchioli -directora de Programas Internacionales de PEN International-: “La escritura en lengua materna crea lectores”. Sin alfabetización y lectores no puede haber mercado editorial, ya que no habría demanda. Por lo tanto, es necesario un abordaje holístico que contribuya a promover una cultura de la escritura y la lectura en comunidades de lenguas minoritarias, un movimiento que a su vez ayude a crear un mercado para las publicaciones en lenguas minoritarias.

Por lo tanto, es necesario un abordaje holístico que contribuya a promover una cultura de la escritura y la lectura en comunidades de lenguas minoritarias, un movimiento que a su vez ayude a crear un mercado para las publicaciones en lenguas minoritarias.

¿Y las alianzas, Sr. Paunović? ¿El seminario de investigación durante la Feria Internacional del Libro de Belgrado fue una ocasión para encontrar aliados?

ZP: Sí. Pudimos establecer una alianza muy fuerte y sólida con Politika (http://www.politika.rs/), que es el periódico nacional más importante e influyente de Serbia. Politika siempre dedicó mucha atención al tema de las lenguas minoritarias, lo que hace de esta una alianza realmente promisoria, que nos ayudó a sensibilizar al público en general y a sustentar los resultados del proyecto. La alianza ha sido clave en lo que se refiere al desarrollo de un público para publicaciones en lenguas minoritarias.

¿Y las alianzas con el sector público?

ZP: Otra gran alianza se produjo en febrero de 2015, cuando tuvimos una reunión con Mladen Veskovic, un representante del Ministerio de Cultura de Serbia. Desde el principio, logramos contar con su apoyo y el del Ministerio, lo que es excelente.

VO: La alianza con el Sr. Veskovic es increíblemente importante. Su opinión le agrega mucha credibilidad al proyecto, ya que él es también el jefe de la División de Literatura y Cooperación Internacional.

 

 

¿Los cuatro centros de PEN International en Haití, Kenia, Nigeria y Serbia tuvieron la oportunidad de interactuar?

PI: En mayo de 2014, organizamos una mesa redonda en Londres que reunió representantes de PEN International de cada uno de los países involucrados en el proyecto. Fue una experiencia de aprendizaje transfronteriza y el primer paso hacia la creación de una red interregional de escritores, editores, decisores políticos y académicos que trabajan en el sector de lenguas minoritarias.

¿Por qué es importante la implementación de este proyecto en cuatro países, situados en tres regiones diferentes?

PI: Porque el proyecto tiene como objetivo la elaboración de un análisis comparativo y el establecimiento de puntos en común que resulten en un conjunto de buenas prácticas y recomendaciones relativas a la publicación en lenguas minoritarias que, en el futuro, pueda aplicarse a otros países y regiones, lo que asegurará la sostenibilidad del proyecto.

image_print