Home Page > News Item > Contra la impunidad de los crímenes contra periodistas y el secretismo oficial, PEN promueve la unidad de los escritores en América Central

Encuentro de PEN Internacional en América central

Granada y Managua, 18-20 de febrero del 2015

Contra la impunidad de los crímenes contra periodistas y el secretismo oficial, PEN promueve la unidad de los escritores en América Central.

La voz de PEN se está fortaleciendo en América Latina. Esta semana celebramos una Cumbre del PEN en las  Américas, con tres etapas: una misión de PEN a Honduras para celebrar la fundación de un nuevo centro PEN en el país; una reunión de PEN de América Central en Granada y Managua; y una reunión de los centros PEN de toda América del 21 al 23 de febrero en Ciudad de México.

En este contexto, los tres centros de América Central -PEN de Guatemala, Honduras y Nicaragua- así como el centro PEN de Estados Unidos y de Canadá, han participado en 11 Festival de Poesía de Granada y se han reunido luego en Managua en dos jornadas de reflexión con el objetivo de definir una estrategia para promover la libertad de expresión en América Central. Este equilibrio entre poesía y compromiso por la libertad, entre creatividad y resistencia, forma parte del alma de PEN, cuyos centros acogen a autores de todos los géneros, desde poetas y novelistas hasta ensayistas, editores, periodistas o blogueros.

El ciclo Corrupción-Violencia-Impunidad

El establecimiento de PEN en Honduras es una respuesta de los escritores al inaudito récord de crímenes contra periodistas y de impunidad en ese país. Los centros de PEN en América Central han constatado la existencia de un ciclo infernal de corrupción-violencia-impunidad de los crímenes contra escritores. Dicho ciclo se estructura a través de un uso directo de la violencia contra periodistas. Pero existe también, en una perspectiva más administrativa, cuando los gobiernos transforman ese ciclo en leyes de control de medios-desregulación-propiedad de los medios, que implican un control indirecto pero eficaz del trabajo de los profesionales de la comunicación.

Existe un vínculo directo entre la pérdida de libertades democráticas y los altos niveles de corrupción provocados por el crimen organizado. Los medios de comunicación que denuncian la intolerancia y la corrupción son reprimidos, en un rango que va desde la descalificación de la profesión periodística por parte de los poderes públicos, las amenazas de pérdida del trabajo o de violencia contra el profesional o su familia, hasta los casos extremos de asesinatos de periodistas. Estas formas de represión son las causantes de unos altos niveles de autocensura entre los profesionales.

Por la unidad de los profesionales de la palabra

La corrupción y la consecuente represión de la libertad de expresión han provocado la división del colectivo de escritores. La falta de unidad se revela en Honduras por la dificultad de tener una voz común contra la represión, desunión que es también obstáculo para para cuestionar la corrupción, arbitrariedad y abusos de las diferentes instancias del gobierno de Nicaragua y Guatemala, incluidas las fuerzas de seguridad pública y ejército. PEN es una oportunidad de trabajar de manera unitaria contra la represión de la libertad de expresión y fortalecer las redes de solidaridad entre escritores.

Abolir la difamación criminal

Una de las formas legales de represión de la libertad de expresión en Honduras es la difamación criminal. PEN pide a todos los gobiernos que promuevan la supresión de la consideración criminal de la difamación, puesto que una de las características de las democracias modernas es la abolición del libelo criminal a favor de su consideración civil.

Contra el secretismo, acceso a la información

Los gobiernos no deben ser intolerantes sino dar la bienvenida a las voces críticas y apoyar

al periodismo independiente. La transparencia es un valor central de una sociedad democrática. Los gobiernos deben dar cuenta de sus acciones y del financiamiento utilizado, y los medios de comunicación deben poder investigar cualquier sospecha de corrupción.

La ley de secretos oficiales en Honduras o el control de los medios mediante el uso chantajista de la publicidad institucional en Guatemala provocan secretismo y falta de transparencia. En Nicaragua, la política de otorgamiento de frecuencias de emisión provoca una concentración mediática en manos de un duopolio oficial que no deja espacio para otras voces y limita el pluralismo del debate público.

El derecho al acceso a la información es un derecho de todos los ciudadanos. La represión de la libertad de expresión reduce el espacio público. El trabajo de periodistas, comunicadores y escritores abre un ámbito de diálogo imprescindible para todas las voces de la sociedad. PEN hace un llamado a la población para que reclame la libertad de expresión como un derecho colectivo imprescindible para una buena salud democrática.

Educación

La disminución del espacio de debate público tiene también consecuencias en el ámbito de la educación. Las malas condiciones del sistema educativo y los elevados índices de fracaso escolar tienen una relación directa con la criminalización de la juventud, que en Honduras provoca el asesinato de un joven cada día. PEN contempla la necesidad de implicarse en el medio educativo para abrir un espacio de pluralismo para que los estudiantes, mediante la escritura y el debate, tengan voz propia.

Vigilancia masiva en internet

 

La vigilancia masiva ejercida por los gobiernos de Estados Unidos y Canadá ha provocado una oleada de autocensura por parte de los escritores de estos países, difuminando la frontera que diferenciaba los países represores de la libertad de expresión y las democracias avanzadas.

 

 

Coordinación Centroamericana

 

Los centros de Honduras, Guatemala y Nicaragua valoran la necesidad que PEN tenga una visión regional centroamericana. Los tres centros de América Central se responsabilizan, junto a PEN Internacional, de la extensión de PEN en la región, saliendo al encuentro de los colegas escritores de El Salvador, Costa Rica y Panamá que quieran compartir el marco de la carta de PEN para organizar centros en sus propios países.

 

PEN exhorta a los centros de PEN American y PEN Canadá a consolidar hermanamientos con los centros PEN de América Central y Haití, siguiendo el ejemplo del recién convocado premio al periodismo de investigación Escribir sin miedo en Honduras con el apoyo de PEN Canadá.

 

 

 

 

image_print