Día Mundial de la Poesía 2016: Toma acción en favor de Amanuel Asrat


Eritrea1Amanuel Asrat, el galardonado poeta eritreo, crítico, y redactor jefe del destacado periódico ዘመን (Zemen, The Times), fue arrestado en su domicilio en la madrugada del 23 de septiembre de 2001 durante la campaña en contra del los medios gubernamentales y privados en el país. Se cree que Asrat permanece detenido sin haber tenido acceso a juicio y sin que se hayan especificado cargos en su contra. La limitada información disponible con respecto a su caso sugiere que Asrat se encuentra en Eiraeiro, una prisión de máxima seguridad situada en la zona norte de Asmara. PEN International cree que el arresto de Asrat representa un intento de suprimir las voces críticas por parte del gobierno eritreo, incluyendo cualquier comentario sobre el conflicto entre el dicho país y Etiopía.

En julio de 2001, el gobierno eritreo inició una campaña de represión contra sus críticos, la cual dio lugar a los arrestos de políticos de la oposición, estudiantes, y numerosos periodistas. Como parte de esta campaña, Amanuel Asrat fue arrestado el 23 de septiembre de 2001, el mismo día en el que los editores de todos los periódicos privados del país fueron detenidos. Se cree que 11 periodistas  permanecen arrestados a día de hoy.

Las autoridades eritreas afirmaron que los periodistas habían sido enviados a cumplir con el servicio militar y que su detención había sido necesaria a fin de preservar la unidad nacional o debido a que los medios para los que trabajaban no contaban con las licencias requeridas. En abril de 2003, el presidente Isaias Afewerki afirmó en Radio France Internationale que los periodistas en cuestión habían aceptado sobornos por parte de grupos opuestos al gobierno con el objetivo de causar división. Según el presidente, “no se puede decir que un espía es un periodista … durante la guerra tuvimos que investigarlos, tuvimos que decir basta”. En una entrevista concedida en 2004, el presidente Afewerki dijo que Eritrea nunca tuvo medios de comunicación independientes, solamente periodistas al servicio de la CIA. Sin embargo, PEN International cree que estas detenciones han sido utilizadas para silenciar las críticas en contra del actual gobierno eritreo.

Catorce años después, la situación de Asrat y de otros prisioneros sigue siendo incierta. Se desconoce si se les ha acusado oficialmente de algún crimen o si han sido juzgados. Se teme por la condición física de los detenidos, ya que muchos creen que han sido torturados o maltratados de otras formas que incluyen la denegación de acceso a atención médica, según pusieron de manifiesto las muertes en custodia de cuatro periodistas. Se cree que Asrat es uno de los periodistas que aún siguen vivos y que permanecen detenidos en la prisión de máxima seguridad de Eiraeiro, situada al norte de Asmara.

Con motivo del Día Internacional de la Traducción, que se celebró el 30 de septiembre de 2015, varios miembros de PEN alrededor del mundo tradujeron el poema de Asrat ኣበሳ ኲናት (El Flagelo de la Guerra) al afrikáansbengalí, catalán, croataholandésinglésngarolituanooccitano,portuguésrusoeslovenoespañoltamazight y tigriña. Asrat figuró junto a Raif Badawi y Juan Carlos Argeñal Medina como ‘Silla Vacía’ durante el 81 Congreso de PEN International en Quebec City.

ኣበሳ ኲናት (El Flagelo de la Guerra)

Allá donde dos hermanos permutan su sentir
Donde dos hermanos se convocan
Ese dónde, dos hermanos se fusionan
La plaza de la vida y de la muerte
El golfo de la calamidad y del cultivo
El valle de la ansiedad y de la paz.
Algo resonó.

El flagelo de la primavera es la guerra

En esa primavera
Cuando los ecos devastadores llaman a tu puerta

Es entonces que el látigo de la guerra destila tu destino

Pero…
Tú sirves quieras o no
Displicente mantienes su compañía
Aún así, para silenciarla, ¡rezas tanto!

Traducido por Biyú Suárez Céspedes (PEN Bolivia)

 Sobre Amanuel Asrat:

A Amanuel Asrat se le atribuye el resurgimiento de la poesía eritrea que tuvo lugar a principios de los 2000. En 2001 y junto a dos amigos, Asrat creó un club literario llamado ቍርሲ ቀዳም ኣብ ጠዓሞት (La Cena del Sábado). La fundación del club sirvió como precedente para la emergencia de varios clubes similares en las ciudades principales del país. Asrat también es conocido por su trabajo como poeta y compositor. Su obra cubre temas como la vida diaria de los desfavorecidos, la guerra, y la paz. Su trabajo se caracterizó por la visión negativa del conflicto, una visión que fue poco común en la poesía eritrea durante la guerra.

Su poema ኣበሳ ኲናት (El Flagelo de la Guerra)  hizo referencia a la disputa fronteriza entre Eritera y Etiopía, la cual continúa a día de hoy. El poema describe este sangriento conflicto desde la perspectiva de dos hermanos. Durante el verano de 1999, el poema fue premiado por el Comité Nacional Coordinador de Vacaciones, un organismo dependiente del Frente Popular por la Democracia y la Justicia, que organiza celebraciones oficiales, actos conmemorativos, y festivales alrededor del país. Este premio se considera uno de los más prestigiosos en Eritrea en el campo de la literatura y las artes. El Comité destacó la singularidad del poema de Asrat al posicionarse claramente en contra de la guerra.

El periódico  ዘመን (Zemen), en el que Asrat trabajó, había llegado a ser el medio literario más importante del país, y estaba dirigido por un grupo de críticos que influenciaron de forma significativa el panorama cultural de Eritrea. Gracias a su trabajo en el periódico, Asrat se convirtió en el crítico de arte más conocido del país.

En julio de 2001, el gobierno eritreo inició una campaña que pretendía silenciar a sus críticos, arrestando a políticos de la oposición, estudiantes, y a varios periodistas. El 18 de septiembre de 2001, 15 miembros disidentes del Frente Popular por la Democracia y la Justicia (el partido que actualmente está en el poder) publicaron una carta abierta en la que hacían explícitos los abusos del poder cometidos por Afewerki y en la que se presentaban sus acciones como “ilegales e inconstitucionales”. Tras la publicación de la carta, los disidentes fueron arrestados y los periódicos privados fueron proscritos, pues habían publicado entrevistas y artículos en los que se hacía referencia a la carta. La información oficial sobre el paradero y el estado de los detenidos es muy limitada. De hecho, en un país donde las condiciones carcelarias son notoriamente duras (se suele mantener a los prisioneros en contenedores de transporte de metal en el desierto o en celdas subterráneas), se teme por el bienestar de los detenidos. Los detenidos eritreos se enfrentan a torturas y a malos tratos de forma sistemática, bien como castigo, durante interrogatorios, o como medidas de coerción. Se cree que por lo menos 4 (y posiblemente 9) de estos periodistas han muerto en custodia. Tras el cierre de los medios independientes, el gobierno ha tomado control de todos los canales de noticias del país a través del Ministerio de Información.

La situación actual el Eritrea con respecto a la libertad de expresión continúa siendo desalentadora. El país se ha convertido en uno de los mayores perpetradores de abusos contra los derechos humanos en tan solo una década, y según el El Comité para la Protección de los Periodistas, se sitúa tercero en el ránking de periodistas encarcelados por detrás de China e Irán. PEN International estima que hay al menos 25 periodistas, escritores, y políticos encarcelados sin acceso al debido proceso legal, por el simple hecho de haber ejercido su derecho a la libertad de expresión. En respuesta a estas condiciones, varios periodistas eritreos en el exilio formaron PEN Eritrea a fin de conectar el tan aislado país con el resto del mundo y de hacer campaña en favor de los periodistas eritreos encarcelados, muchos de los cuales han estado en prisión durante más de una década sin tener contacto con sus familias.

 Por favor, envíen sus llamados:

  • Solicitando que se dé a conocer el paradero de los periodistas detenidos y que las autoridades eritreas pongan en libertad a los que siguen vivos de forma inmediata e incondicional.
  • Demostrando su desacuerdo con el arresto del poeta y periodista Amanuel Asrat, ya que el mismo tuvo motivación política y desde 2001 no se han presentado cargos ni se ha celebrado un juicio.
  • Manifestando su preocupación por la salud de Asrat, ya que se cree que los detenidos han sido sujetos a malos tratos, tortura, y a la denegación de atención médica, según pusieron de manifiesto las muertes en custodia de cuatro periodistas.

Envíen sus llamados a:

Presidente
Su Excellencia, Isaias Afewerki
Oficina del President,
P.O.Box 257,
Asmara, Eritrea
Fax:  + 2911 125123

Ministro de Justicia
Hon. Ministro de Justicia Fawzia Hashim
P.O.Box 241
Asmara, Eritrea
Fax: + 291 1 126422

Por favor, siempre que sea posible, envíen sus llamados con copia a la representación diplomática de Eritrea en sus respectivos países. Pueden consultar un listado de las embajadas eritreas en este enlace: http://embassy.goabroad.com/embassies-of/eritrea

Redes Sociales

Tweet sugerido:

  • Free #Eritrea Poet Amanuel Asrat held without charge for 14 years for politically motivated reasons #FreeAsrat #WPD2016 @pen_int {incluyan enlace al documento de PEN}
  • On #WRD2016 take action for poets imprisoned for exercising their right to #FOE {incluyan enlace al documento de PEN}

Publicidad

Se recomienda que los miembros de PEN:

  • Publiquen artículos o piezas de opinión en la prensa local o nacional, llamando la atención sobre el caso de Amanuel Asrat
  • Organicen eventos públicos, conferencias de prensa, o manifestaciones.
  • Compartan información sobre Amanuel Asrat a través de las redes sociales.
  • Por favor, manténganos informados sobre las actividades que se lleven a cabo y envíen sus informes el 21 de abril de 2016 a más tardar,  a fin de que podamos compartirlos con otros centros.

Para más información, pónganse en contacto con Emma Wadsworth-Jones, PEN International, Unit A, Koops Mill Mews, London, SE1 2AN, Tel.+ 44 (0) 20 7405 0338, email: Liana.merner @pen-international.org