Home Page > News Item > El Manifiesto de Dawit Isaak se lanza en el 10º aniversario de su encarcelamiento

Hoy, viernes 23 de septiembre, exactamente a diez años del encarcelamiento del periodista y escritor Dawit Isaak, Laureados del Premio Nobel Herta Muller y Mario Vargas Llosa, junto al presidente de PEN International John Ralston Saul, el presidente del PEN de Suecia Ola Larsmo y el secretario permanente de la Academia Sueca Peter Englund manifestaron su respaldo para su colega Dawit Isaak y exigieron su liberación de la prisión de Eritrea. La manifestación tuvo lugar en la Feria del libro de Gotemburgo.

Dawit Isaak Manifesto Press Release Photo

De izquierda a derecha: Jesper Bengtsson, Reporteros sin fronteras (Suecia); Peter Englund, La Academia Sueca; Herta Muller, ganadora del Premio Nobel de Literatura en 2009; Mario Vargas Llosa, ganador del Premio Nobel de Literatura en 2010; John Ralston Saul, Presidente Internacional de PEN International; Ola Larsmo, Presidente del PEN sueco.

Hoy, viernes 23 de septiembre, exactamente a diez años del encarcelamiento del periodista y escritor Dawit Isaak, Laureados del Premio Nobel Herta Muller y Mario Vargas Llosa, junto al presidente de PEN International John Ralston Saul, el presidente del PEN de Suecia Ola Larsmo y el secretario permanente de la Academia Sueca Peter Englund manifestaron su respaldo para su colega Dawit Isaak y exigieron su liberación de la prisión de Eritrea. La manifestación tuvo lugar en la Feria del libro de Gotemburgo.

Hoy conmemoramos una fecha atroz. El 23 de septiembre de 2001 Dawit Isaak fue detenido junto a varios de sus colegas en la revista Setit. Esto ocurrió cuando el gobierno de Eritrea tomó medidas drásticas en contra de algunos medios independientes en el país. La situación de Isaak se deteriorado lentamente pero en forma constante desde ese entonces. Ha sido durante algunos años hasta ahora el prisionero número 36 en el infame campo de la muerte Eira Eiro donde muchos prisioneros del lugar han muerto por maltrato. También se comenta que algunos de ellos se han suicidado. A nuestro leal saber y entender, Dawit Isaak todavía está vivo, pero su salud se ha debilitado gradualmente.

Eritrea se ha convertido en uno de los países más aislados del mundo. La razón se constituye claramente por las políticas del régimen del presidente Afwerki, dirigidas a su propia población. Eritrea es rico en recursos naturales y tiene el potencial para prosperar. Pero el país cierra sus fronteras al mundo exterior y aquellos que quieren contribuir con su desarrollo se mantienen en prisión por un gobierno que ha utilizado la independencia del país para sus propios fines en lugar de para bien de sus ciudadanos. Se necesita muy poco para que Eritrea reciba el respaldo de la comunidad internacional de modo que se pueda comenzar a desarrollar. Todo lo que se requiere es que el gobierno libere a sus prisioneros políticos. Sin embargo, los gobernantes actuales se han negado a debatirlo.

El Gobierno sueco y su Ministerio de asuntos exteriores han dirigido durante diez años su diplomacia pacífica en representación del ciudadano sueco Dawit Isaak. Se ha hecho un trabajo muy arduo en los intentos para liberar a Isaak. Esto lo sabemos. Pero ahora también decimos que es hora de romper el silencio. Esperamos una política mucho más clara del gobierno sueco y de la UE. Una política exterior activa ahora debe reemplazar la diplomacia pacífica. Dawit Isaak no puede esperar otros diez años.

Como un mínimo absoluto, el gobierno sueco y ejecutivos de la UE deben exigir que se permita que una delegación de la Cruz Roja Internacional visite Eira Eiro y le brinde a Isaak y a sus colegas el tratamiento médico que necesitan para su supervivencia. Si Eritrea no acepta, la UE debe analizar todos los medios posibles para imponer sanciones no sólo a Eritrea sino también a aquellas empresas y países que aún cooperan con el régimen.

Pedimos nuevos métodos y un compromiso renovado de las autoridades suecas y europeas. Esto es para el bien de Dawit Isaak así como también para demostrar que nuestro compromiso para defender la libertad de expresión es más que una decoración retórica sin sustancia política. Es también la credibilidad de la UE que está en juego aquí, que debe ser aparente para todos.

Jesper Bengtsson, Reporteros sin fronteras (Suecia)
Peter Englund, La Academia Sueca
Herta Muller, ganadora del Premio Nobel de Literatura en 2009
Mario Vargas Llosa, ganador del Premio Nobel de Literatura en 2010
John Ralston Saul, presidente de PEN International
Ola Larsmo, presidente del PEN sueco

image_print