Home Page > News Item > HONDURAS: Declaran culpable a miembro de PEN Honduras
Cesario Padilla (pasosdeanimalgrande.com)

Cesario Padilla (pasosdeanimalgrande.com)

  RED DE ACCIÓN RÁPIDA

  9 de junio de 2017

  Actualización 1 a RAN 11/16

El miércoles 7 de junio de 2017, Cesario Alejandro   Félix Padilla Figueroa, miembro de PEN Honduras, fue declarado culpable por el delito de usurpación a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) junto con otros dos estudiantes por ejercer su derecho a la libertad de expresión y la protesta.

Tanto Cesario Alejandro Félix Padilla Figueroa como sus dos compañeros habían conformado en julio de 2015 el Comité Pro Defensa de los Derechos Humanos en la UNAH  para documentar violaciones a los derechos humanos en el marco de las protestas en la universidad, las cuales se producen sistemáticamente al interior del centro educativo.

Este fallo, que desestimó la prueba presentada por la defensa de Padilla y sus dos compañeros estudiantes, se llevó a cabo en el Tribunal de Sentencia, en Tegucigalpa, capital hondureña, después de que el miembro PEN ha enfrentado un largo proceso legal con detenciones y órdenes de arresto. El delito conlleva penas de prisión de 3 a 5 años. El juez impondrá la individualización de la pena el 27 de julio de 2017.

PEN Internacional cree que Padilla y los demás universitarios están siendo perseguidos por ejercer su derecho a la libre expresión, asociación y reunión, los cuales forman parte de la constitución del país (Artículos 72-75 y 79), así como de la Convención Americana sobre Derechos Humanos (Artículos 13 y 15), la Declaración de Defensores y Defensoras de Derechos Humanos aprobada por la ONU en 1999 y del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (Artículos 19 y 21) suscritos por el estado hondureño. PEN hace un llamado a las autoridades hondureñas para que no criminalicen las protestas sociales y a fin de que anulen la condena contra Padilla y sus compañeros.

¡ACTÚA! Compártelo en Facebook, Twitter y otras redes sociales

 Por favor, envíen sus llamados:

  • A las autoridades hondureñas para que retiren los cargos que se le han impuesto a Cesario Alejandro Félix Padilla Figueroa, a quien PEN Internacional cree que está siendo procesado por defender los derechos humanos, ejercer su derecho a la libertad de expresión y reunión por medio de la participación pacífica y la observación de protestas estudiantiles;
  • Exhortándoles a no criminalizar la protesta social ni utilizar el sistema de justicia para generar temor, censura y silencio entre periodistas, escritores o artistas en Honduras.
  • Exigiendo la protección del miembro de PEN Honduras, para poner fin a cualquier acto de vigilancia ilícita de los que ha sido sujeto.

Dónde enviar sus llamados:

Abogado Óscar Fernando Chinchilla Banegas
Fiscal General de la República
Ministerio Público
Lomas del Guijarro
Avenida República Dominicana
Edifico Lomas Plaza II
Tegucigalpa
Honduras
Email: mprelacionespublicas@gmail.com;  multilateralddhh@gmail.com

Dr. Roberto Herrera Cáceres
Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH)

Colonia Florencia Norte
Boulevar Suyapa
Tegucigalpa Honduras
Email: despacho@conadeh.hn; herreracaceres@conadeh.hn

Twitter:

  • #Honduras: Alto al juicio del caso Cesario Padilla, miembro de @penhonduras, declarado culpable tras protesta estudiantil {enlace artículo aquí}

 

Se recomienda enviar una copia de sus llamados a la embajada hondureña más próxima.

**Por favor, contacten con la oficina de PEN International en Londres si envían llamados después del 27 de julio 2017. Manténganos informados sobre cualquier acción tomada en favor del caso de Cesario Padilla, incluyendo cualquier respuesta que se reciba por parte de las autoridades.

 

PUBLICIDAD

Se anima a los miembros de PEN a que:

  • Publiquen artículos y piezas de opinión en la prensa nacional o local, destacando el caso de Cesario Padilla y de los estudiantes de la UNAH en Honduras.
  • Compartan información sobre Cesario Padilla y sus actividades en favor de este caso en sus redes sociales.

 

SOLIDARIDAD

Pueden enviarse mensajes de solidaridad con Cesario Padilla a través de Emma Wadsworth-Jones emma.Wadsworth-Jones@pen-international.org

 

Cesario Alejandro Félix Padilla Figueroa, miembro e integrante de la junta directiva de PEN Honduras, fue declarado culpable de usurpación de bienes de la universidad el 7 de junio de 2017 en el Tribunal de Sentencia, en Tegucigalpa, junto con otros dos estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), a quienes las autoridades de la universidad los acusan de dirigir protestas estudiantiles. Este delito conlleva penas de prisión de 3 a 5 años, según el del Código Penal de Honduras. El proceso penal que han encarado desde julio de 2015, criminaliza la protesta social y la libertad de expresión.

 

Las autoridades de la UNAH firmaron un acuerdo con el Movimiento de Estudiantes Universitarios, MEU, donde, entre otras cosas, se comprometieron a cerrar los procesos penales existentes, sin embargo, sólo lo hicieron con los casos subsecuentes, en este caso hubo renuencia total, exhibiendo faltas al Debido Proceso, así como campañas estigmatizantes en contra de los universitarios.

En un comunicado, el centro PEN hondureño, ha escrito este 9 de junio de 2017, lo siguiente:

“Al igual que la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) en Honduras, nos sentimos alarmados porque esta sentencia vulnera derechos fundamentales de los estudiantes y restringe el ejercicio de la libertad de reunión y de expresión. También deja un precedente funesto contra la defensa de los derechos humanos, labor protegida por la Declaración de Defensores de las Naciones en cualquier parte del mundo y que manda a los Estados la protección adecuada a este derecho”.

En 2016, Padillia se enfrentó  por segunda vez a una detención inmediata tras la expedición de una orden de arresto, emitida el 7 de junio, en la que se incluyó a otros cinco estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), situada en Tegucigalpa.  Se les acusó de usurpación de bienes de la universidad tras presuntamente participar en protestas estudiantiles que se llevaron a cabo en junio de 2016. Este último caso ha sido retirado. Además, en 2016 Padilla  y  Cáceres fueron objeto de vigilancia ilegal por parte de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), según una denuncia interpuesta por los abogados defensores de los estudiantes durante el caso más reciente. La denuncia hecha el 10 de junio de 2016 ante el Ministerio Público también afirma que agentes de la ATIC intentaron bloquear el acceso a la universidad a Padilla, Cáceres, Velásquez y Ulloa, entre otras irregularidades. Esto constituye un abuso de autoridad, según la denuncia, ya que los estudiantes no están acusados de un crimen que justifique tal vigilancia.

Padilla también fue objeto de vigilancia en 2015; el 15 de agosto de ese año, Padilla denunció que en los días anteriores había sido seguido por dos individuos armados desconocidos, quienes también mantuvieron su casa vigilada. Estos individuos le transmitieron a Padilla su intención de causarle daños. Padilla y PEN Honduras creen que la vigilancia fue parte de las represalias tomadas contra él por sus actividades como líder estudiantil, y creen que su seguridad estaba en peligro.

En diciembre de 2014, Padilla y otros cinco estudiantes de la UNAH (incluyendo a Cáceres, Castillo y Ulloa) fueron expulsados de forma arbitraria de la universidad tras tomar parte en protestas similares. Posteriormente se les readmitió, ya que la Corte Suprema de Honduras falló en su favor en febrero de 2015. Sin embargo, y tras su expulsión y el acoso que siguió a ésta, Castillo se trasladó a estudiar a Costa Rica, donde recibió amenazas telefónicas anónimas el 14 de junio de 2015, en las que se le advertía de las consecuencias de volver a Honduras.

El 13 de junio de 2015, PEN International y PEN Honduras, solicitaron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que interviniera en el caso de Padilla y de los otros estudiantes expulsados. Las “medidas preventivas” solicitadas obligarían al estado hondureño a proteger los derechos de libertad de expresión, reunión, y educación de los estudiantes, y asegurarían la adecuada investigación respecto al supuesto abuso de autoridad y los abusos de derechos humanos cometidos por la UNAH. El caso sigue pendiente de decisión por parte de la CIDH.

 

Lea el comunicado de PEN Honduras del 9 de junio de 2017 aquí.

Para más información, contacten a Emma Wadsworth-Jones, Coordinadora del Programa de las Américas Emma.Wadsworth-Jones@pen-international.org

image_print