Home Page > News Item > México: el fracaso de los mecanismos de protección es expuesto por el asesinato de periodistas

24 de Agosto de 2017 – El asesinato del periodista Cándido Ríos Vazquez, en Hueyapan de Ocampo, Veracruz, el martes 22 de agosto de 2017, es otro ejemplo del fracaso de las autoridades mexicanas en proteger a sus periodistas. Con la muerte del reportero, suman nueve los periodistas de medios impresos asesinados este año.

Cándido Ríos Vazquez

Cándido Ríos Vazquez

Cándido Ríos Vazquez fue asesinado junto con dos personas (uno exjefe de la policía), cuando se encontraban afuera de una tienda y un comando armado les disparó; murió camino al hospital. El periodista, que recibía amenazas desde 2012, cubría la fuente policíaca desde hace diez años para el Diario de Acayucan y se conocían los conflictos que sostuvo con algunos exalcaldes de la región debido a su labor periodística. Él formaba parte del programa gubernamental de protección a periodistas de la Comisión Estatal para la Atención y Protección a Periodistas (CEAPP).

“El asesinato de Ríos Vazquez es aún más alarmante si estaba bajo la protección del mecanismo de protección del estado“, dijo Jennifer Clement, Presidente de PEN Internacional. “Las autoridades deben actuar ahora, e investigar este asesinato y cualquier relación con el periodismo de Ríos Vazquez; también se debe encontrar la manera de hacer que estos programas de protección funcionen.”

Luciano Rivera Salgado

Luciano Rivera Salgado

La muerte de Ríos Vazquez sucede menos de un mes después del asesinato del periodista Luciano Rivera Salgado, presentador de noticias para CNR Noticias Canal 54, editor y colaborador de El Dictamen. Rivera Salgado murió en una supuesta riña en un bar en Rosarito, Baja California, el 31 de julio de 2017. El caso aún no ha sido esclarecido, y tanto periodistas como medios de comunicación y organizaciones, han pedido que se investigue la posible relación del asesinato con su trabajo.

De acuerdo con el informe de la asociación Artículo 19, oficina para México y Centroamérica, en el primer semestre de 2017 se registran 1.5 agresiones diarias a la prensa en México. El estado de Veracruz es uno de los más peligrosos; al menos 16 escritores y periodistas impresos han sido asesinados en el estado desde 2004, 13 desde 2010, entre ellos Pedro Tamayo Rosas, que también estaba bajo la protección de la CEAPP. El 21 de agosto, el escritor y periodista Héctor de Mauleón, comentó en su columna de El Universal: “Toda suerte de agresiones contra comunicadores se registran en el estado [de Veracruz]”. Mauleón, Premio PEN México a la Excelencia Periodística en 2011, también ha recibido constantes y graves amenazas en días pasados por sus trabajos de investigación, las más recientes el pasado 16 de agosto.

Al menos 9 escritores y periodistas de prensa escrita han sido asesinados desde marzo de 2017, elevando el número total a 89 desde 2004. Las autoridades mexicanas deben actuar.

PEN Internacional pide a las autoridades mexicanas que lleven a cabo investigaciones rápidas e imparciales sobre los homicidios de los periodistas Cándido Ríos Vazquez y Luciano Rivera Salgado, asegurándose de que se explore plenamente cualquier vínculo posible con su periodismo y enjuiciar a los responsables. PEN también pide a las autoridades que hagan más para proteger a sus periodistas y poner fin al ciclo de impunidad para esos crímenes.

image_print