Pasado un año, PEN Internacional renueva su llamado para acabar la guerra en contra de los periodistas, escritores y blogueros de México


En la Ciudad de Mexico el dia de hoy, PEN International presento la siguiente declaración durante la primera reunión oficial con el Procurador General de la Republica, Jesus Murillo Karam.

En Enero de 2012 una Delegación numerosa de PEN International, guiada por su Junta Directiva e incluyendo a representantes de los siete centros PEN de Norteamérica, se reunió en México. PEN International presento cinco recomendaciones específicas, se encontró con figuras gubernamentales claves y llevó a cabo eventos públicos.

En Marzo de 2013, una Delegación de Seguimiento de PEN International, encabezada por su Presidente, está en México para evaluar el progreso que se ha hecho y para hacer más recomendaciones.

Hasta ahora, estamos profundamente desconcertados con lo que hemos encontrado:

México sigue siendo uno de los países más peligrosos del mundo para ejercer la profesión de periodista. En el último año, 11 periodistas más han sido asesinados. Esto suma – desde el año 2000 – a por lo menos 78 periodistas, escritores y blogueros asesinados. Además, desde 2002, 12 más han desaparecido; innumerables han sido amenazados y amedrentados; y han habido ataques frecuentes con explosivos y armas de fuego a instalaciones de medios de comunicación.

A pesar de las obligaciones Constitucionales e Internacionales alrededor de los Derechos Humanos contraídas por México, los derechos humanos básicos de los periodistas y escritores siguen siendo violados. Estos incluyen el derecho de vivir libre de tortura, y los derechos a la vida, al trabajo y a la libertad de expresión.

Es poco común que los crímenes contra periodistas sean adecuadamente investigados. Las autoridades han fracasado en emitir sentencias condenatorias en más de un 90% de los casos. La Oficina del Fiscal Especial para la Atención de Delitos Cometidos Contra la Libertad de Expresión (FEADLE) ha consignado una sola sentencia desde su establecimiento en 2006.

En Junio de 2012, la Constitución Mexicana fue enmendada para permitirles a las autoridades federales investigar y sentenciar crímenes contra periodistas y hacia la libertad de expresión. PEN aplaude éste gesto. Sin embargo, el Congreso no ha aprobado aún las leyes de implementación necesarias.

Por otro lado, una ley de Protección de los Defensores de los Derechos Humanos y Periodistas fue decretada el 22 de Junio de 2012. Los mecanismos operativos aun no se han puesto en marcha y su programa de gastos tampoco es claro.

Una red de leyes limita la libre expresión y la denuncia de la corrupción. Catorce Estados Mexicanos siguen criminalizando la difamación; las leyes se utilizan para intimidar a los periodistas que revelan la corrupción. Además, los marcos regulatorios impiden la diversificación mediática.

LA SITUACION SIGUE SIENDO ALARMANTE, URGENTE Y EXIGE UNA RESPUESTA INMEDIATA. EL GOBIERNO MEXICANO DEBE:

1. Seguir con el proceso necesario para pasar las leyes secundarias que implementen la enmienda constitucional (Articulo 73, Clausula 21). Esta enmienda empodera a las autoridades federales a que investiguen y lleven a juicio los crímenes contra periodistas y libertad de expresión. Sin embargo esto sólo entrará en efecto con cambios legislativos al Código Penal Federal, el Código Federal de Procedimientos Penales y la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación.

2. Asegurar que la FEADLE adopte un programa riguroso de investigaciones y sentencias;

3. Asegurar que se tomen todas las medidas necesarias hacia la completa descriminalización de la difamación en los 32 Estados Mexicanos;

4. Actuar con los gobiernos de los Estados para permitir que el nuevo mecanismo de protección sea concreto y funcional. Esto sólo puede ser hecho a través de la consulta con aquellos que están en riesgo.

5. En este contexto, los gobiernos de Canadá, Estados Unidos y la Unión Europea, deben insistir en que las recomendaciones anteriores sean implementadas. Cualquier ayuda antinarcótica a México debe estar condicionada a ésta implementación.

Los escritores y editores del mundo están atentos para ver si el nuevo gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto pone en marcha la aplicación de los cambios legales, administrativos y financieros que son necesarios.

Sobre todo, nuestro mensaje es el siguiente: el gobierno Mexicano debe demostrar que tiene la voluntad política de actuar para salvar vidas y proteger la libertad de expresión.

– – – –

Para conocer mas, descargue una copia del reporte de México por parte de PEN International al Examen Periódico Universal de las Naciones Unidas de Marzo de 2013. http://bit.ly/XUFCjv

Para conocer el informe completo, descargue la copia del reporte Corrupción, Impunidad, Silencio: La Guerra contra Periodistas en México de PEN Canadá y del Programa Internacional de Derechos Humanos de la Universidad de Toronto en: http://bit.ly/ycdXYP.

Para obtener más información contactar a:

En México: Alain Pescador, alainpesc@gmail.com; (55) 4457-9538
Alicia Quiñones, aquinonescontacto@gmail.com; (55) 4232-2179

En Londres: Tamsin Mitchell, Tamsin.Mitchell@pen-international.org; +44 (0) 78 246 40527