Poder Judicial Debe Sobreseer Juicios Contra Estudiantes Universitarios Por Carecer De Sustento Legal


PEN Honduras, organización que fomenta la libertad de expresión en Honduras, expresa su preocupación por la apertura de 24 juicios penales contra igual número de estudiantes universitarios en Tegucigalpa, Choluteca, San Pedro Sula y La Ceiba, iniciados desde el 17 de julio pasado, a petición de las autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, por los delitos de Usurpación en supuesto perjuicio de ese centro de estudios.

Entre los estudiantes criminalizados se encuentra Cesario Padilla, miembro activo de nuestro Centro Pen y miembro de la Junta Directiva, quien ha sido víctima de una campaña de estigmatización y descrédito por parte de la rectora universitaria en distintos medios de comunicación. Padilla junto a los estudiantes Moisés Cáceres y Sergio Ulloa, también enjuiciados, forman parte del Comité Pro Defensa de los Derechos Humanos en la UNAH.

Las acciones estudiantiles han estado basadas en su Derecho y Libertad de Expresión, al solicitar se dé inicio a un diálogo franco y directo con miras a solventar los problemas en la UNAH que los perjudican de manera directa.

Pero el ejercicio de su derecho ha dado como resultado y consecuencia la petición, por parte de las autoridades de la UNAH de requerimientos fiscales con órdenes de captura , situación que vulnera el derecho a un debido proceso y el acceso a la justicia en igual de condiciones, contenido en la Constitución de la República de Honduras, elementos de los que han carecido los procesos judiciales incoados, pues están plagados de irregularidades, entre ellas, el que no se citó en legal y debida forma a los indiciados; no se le ha dado trámite a tres recusaciones contra una jueza y se han impuestos medidas arbitrarias contra los estudiantes del Valle de Sula.

La utilización de juicios penales –criminizaciòn- en medio de una crisis severa en la UNAH no hace más que agudizar la situación y deja mal paradas a las autoridades que deben tener la capacidad de poner en práctica la resolución de conflictos a través del diálogo sin presiones ni coacciones de ninguna clase.

PEN Internacional a través de su presidente mundial John Ralston ha manifestado a la rectora Julieta Castellanos que sería un gran logro que la diversidad de pensamientos estuvieran presentes en las decisiones fundamentales de la UNAH, lo que dejaría un ejemplo de buen liderazgo y garantizaría el Derecho y Libertad de Expresión conquistado como derecho fundamental y universal .

Hacemos un llamado al Poder Judicial y al Ministerio Público de la República de Honduras para que tomen en cuenta tratados internacionales de protección a los derechos humanos entre ellos el derecho a la protesta, como una herramienta de la Libertad de Expresión.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, ha expresado que “El intercambio de ideas y reivindicaciones sociales como forma de expresión, supone el ejercicio de derechos conexos, tales como el derecho de los ciudadanos a reunirse y manifestarse, y el derecho al libre flujo de opiniones e información. Ambos derechos, contemplados en los artículos 19 y 21 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, PIDCP.

El derecho a manifestarse está protegido tanto por el Derecho a la Libertad de Expresión como por el derecho a la libertad de reunión y el derecho a manifestarse públicamente consagrado en diversos instrumentos internacionales, agrega la CIDH.

La Relatoría para la Libertad de Expresión de la CIDH subraya que la participación de las sociedades a través de la manifestación pública es importante para la consolidación de la vida democrática de las sociedades. En general, ésta como ejercicio de la Libertad de Expresión y de la libertad de reunión, reviste un interés social imperativo.

En un comunicado público difundido el pasado 03 de mayo, la CIDH destaca que los Estados de la región persisten en aplicar normas penales que continúan sin adecuarse a los estándares interamericanos en materia de protección a la Libertad de Expresión y que permiten la imposición de medidas desproporcionadas que pueden tener un efecto silenciador incompatible con la sociedad democrática y el estado de Derecho.

Por lo antes expuesto Pen Honduras llama al poder judicial a aplicar estos lineamientos internacionales para no criminalizar la protesta social y a no usar el sistema judicial para general miedo y temor en la ciudadanía.

Hacemos un llamado a las autoridades universitarias para que no den marcha atrás para establecer el diálogo con los estudiantes lo que traería un clima de confianza y de paz, vital para resolver los conflictos.

APOYANDO LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN, LUCHANDO CONTRA LA IMPUNIDAD, CELEBRANDO LA LITERATURA PEN Honduras Tegucigalpa M.D.C 05 de ago