Home Page > News Item > Represión implacable a escritores 25 años después de las protestas de Tiananmen.
El clima para la libre expresión en China sigue siendo sofocante y decenas de escritores están siendo arrestados.

El clima para la libre expresión en China sigue siendo sofocante y decenas de escritores están siendo arrestados.

Londres, 2 de junio de 2014

25 años después de la brutal represión de las protestas en la plaza de Tiananmen y otras ciudades durante el 4 de junio de 1989 en las que se estima que 2.000 personas desarmadas fueron asesinadas por las tropas chinas, el clima para la libertad de expresión en China sigue siendo sofocante y decenas de escritores están siendo arrestados, según ha declarado hoy PEN International.

La Plaza de Tiananmen proyecta una larga sombra sobre la libertad de expresión en China”, ha dicho Marian Botsford Fraser, presidenta de PEN’s Writers in Prison Committee (Comité de Escritores en Prisión de PEN). “La tragedia no es un simple pedazo de la historia reprimida de China, sino que muchos de los que protestaron hace veinticinco años están siendo encarcelados, acosados ​​y silenciados.

La asociación mundial de escritores pide la liberación de todos los escritores en prisión en China que se encuentran recluidos únicamente por el ejercicio pacífico de sus derechos a la libertad de expresión, asociación o reunión. La asociación también pide el fin de la persecución, los juicios y la censura de aquellos que se atreven a hablar.

Entre los escritores encarcelados se encuentra la periodista de 70 años Gao Yu, que fue detenida el 24 de abril de 2014 y a la que se mantuvo incomunicada durante dos semanas antes de que las autoridades dieran a conocer, en una “confesión” televisada que se teme que fuese hecha bajo coacción, que se encontraba en cautividad bajo la sospecha de “filtrar secretos de Estado al extranjero”.

Gao Yu fue detenida por primera vez el 3 de junio de 1989 por escribir un artículo en apoyo a las protestas pro-democracia. Ella fue una de las primeras personas detenidas en la represión del movimiento 4 de junio, y pasó un año en la cárcel, seguido de otros cinco años y medio desde 1993 hasta 1999.

Según las investigaciones de PEN International, en la actualidad hay por lo menos 40 escritores y periodistas detenidos en China, cifra que se ha mantenido prácticamente sin cambios durante un cuarto de siglo. Las penas van desde los tres hasta los 20 años, con una mayoría de casos en los que se cumplen penas de más de cinco años. Las condiciones de reclusión son malas y los niveles de salubridad son pésimos. El acceso a la atención médica y las visitas familiares están restringidos, y hay un alto nivel de tortura generalizada y otros malos tratos a detenidos y presos.

La legislación utilizada para silenciar la disidencia ha evolucionado con el tiempo, en particular el aumento del uso de Internet, con la correspondiente vigilancia gubernamental, y la represión de los medios electrónicos, ha dado lugar a un aumento del número de blogueros y usuarios de redes sociales detenidos —la mayoría de ellos encarcelados bajo leyes relacionadas con la subversión o los secretos de estado.

Los miembros del Centro PEN Independiente Chino (ICPC por sus siglas en inglés) están entre los que se encuentran en peligro. El ex presidente de ICPC y Premio Nobel Liu Xiaobo se encuentra encarcelado desde el 8 de diciembre de 2008 cumpliendo una condena de 11 años.

Su esposa Liu Xia ha estado incomunicada bajo estricto arresto domiciliario en su casa en Beijing desde el 18 de octubre de 2010 y se le niega cualquier contacto con el mundo exterior. La preocupación por su bienestar e integridad psicológica es extrema. Su situación pone de relieve la utilización cada vez más generalizada de detenciones extrajudiciales o “blandas”, por las que los críticos al gobierno son objeto de arrestos arbitrarios sin cargos, secuestros, asaltos e intimidación.

Las luchas separatistas en las regiones autónomas del Tíbet y Xinjiang, ponen a los escritores en riesgo de ser arrestados. El escritor uigur, académico y miembro de PEN Uigur, Ilham Tohti, fue detenido el 15 de enero de 2014 en Beijing y acusado ​​formalmente de “separatismo” el 20 de febrero de 2014 en el transcurso de una ofensiva contra los miembros de la minoría uigur de China que son críticos con el gobierno. Ilham Tohti ha sido objeto de frecuente hostigamiento por parte de las autoridades chinas debido a sus puntos de vista francos sobre derechos uigures desde que estableció Uyghur Online en 2006. Si es declarado culpable, podría enfrentarse a cadena perpetua o incluso a la pena de muerte.

Más recientemente, se ha informado de que Xin Jian, una empleada de la oficina china de noticias japonesa Nihon Keizai Shimbun que trabajaba en su oficina de Chongqing, en el suroeste de China, ha sido detenida. Según informes, su familia declaró que fue detenida bajo la sospecha de buscar pelea y provocar problemas.

Noticias relacionadas

China: El veterano periodista Gao Yu, acusado de “filtrar secretos de Estado en el extranjero”; se teme por su seguridad.
Carta abierta: China debe liberar a Ilham Tohti ahora.
PEN conmemora el Día Mundial de la Poesía.
PEN conmemora el Día Internacional de la Mujer.
China: PEN Internacional, Front Line Defenders y Storyful presentan un foro en línea.

Para obtener más información, póngase en contacto con Sahar Halaimzai, gerente de comunicaciones, PEN International: sahar.halaimzai@pen-international.org +44 (0) 20 7405 0338.

(Translated by Jesús Bolaño)

image_print