Home Page > Principios de PEN International sobre Derechos Morales y Protección de Derechos de Autor.

Principios de PEN International sobre Derechos Morales y Protección de Derechos de Autor.

PEN International reúne a autores, promueve la literatura y la libertad de expresión, y desarrolla sus actividades conforme al Acta Constitutiva de PEN y los principios allí consagrados.

PEN International adhiere al artículo 27 de la Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU:

(1) Toda persona tiene derecho a tomar parte libremente en la vida cultural de la comunidad, a gozar de las artes y a participar en el progreso científico y en los beneficios que de él resulten.
(2) Toda persona tiene derecho a la protección de los intereses morales y materiales que le correspondan por razón de las producciones científicas, literarias o artísticas de que sea autora.

1. El autor es titular de derechos morales y de autoría con respecto a las obras que sean de su creación.

2. Los derechos de autor contemplan los siguientes usos de obras: reproducción (análoga o digital), adaptación (incluida la traducción), publicación, representación y uso digital, que incluye la comunicación de obras por vías digitales, como la publicación en Internet y el envío de trabajos por correo electrónico.

3. Los derechos morales incluyen: el derecho del autor de una obra a ser reconocido como tal, y a que no se le atribuya falsamente un trabajo que no sea de su autoría, así como el derecho a asegurar que sus obras no reciban un trato despectivo que resulte perjudicial para su prestigio como autor.

4. Los autores deberían tener derecho a comercializar libremente los derechos de autoría respecto de sus obras.

5. Los autores tienen discrecionalidad para determinar el cobro de un cargo por el uso de sus obras, y el valor de dicho cargo.

6. PEN International reconoce que hay casos en que los gobiernos de las naciones pueden determinar que existen motivos de interés público que justifican adoptar excepciones legislativas a los derechos exclusivos de autores con respecto a sus obras. Tales excepciones no deberán perjudicar injustamente los legítimos intereses morales y económicos del autor.

Por ejemplo:

a. Cuando las obras no estén comercialmente disponibles en formatos accesibles para personas cuya discapacidad les impida leer materiales impresos, se deberán contemplar excepciones en las leyes internas para permitir que se efectúen reproducciones, para estas personas o por estas, en un formato accesible, sin que esto implique una violación de derechos de autor.

Las copias para quienes tengan una discapacidad que les impida leer materiales impresos deberán efectuarse solamente una vez que se haya realizado una búsqueda de una copia comercial.

b. Las decisiones judiciales, las leyes, las reglamentaciones y otros instrumentos legislativos deberán estar a disposición de los ciudadanos. La reproducción fiel y sin modificaciones de estas obras no debería constituir una violación de derechos de autor.

7. Cualquier limitación a los derechos de los autores de crear obras deberá adecuarse a las normas y estándares internacionales que regulan los límites a la libertad de expresión, como las leyes que prohíben la incitación a la violencia. Tales prohibiciones deberán limitarse a lo estrictamente necesario para el cumplimiento de estas leyes.

8. Los intereses económicos legítimos de los autores con respecto a las obras que crean incluyen mercados establecidos y en desarrollo para sus obras.

9. Los sistemas de Gestión de Derechos Digitales aplicados a obras deberán estar respaldados por legislación de derechos de autor cuando resulten necesarios para que los titulares ejerzan sus derechos de autoría respecto de las obras.

10. La reproducción digital de una obra en una escala masiva, sin que medie una excepción y sin la autorización del autor de la obra, constituirá piratería. Las leyes de las naciones deberán contener medidas punitivas adecuadas para disuadir la piratería, y asegurar a la vez que no se impida el acceso legítimo a las obras.